¿Qué es la Salud Mental y porqué es importante?

La salud mental incluye nuestro bienestar emocional, psicológico y social. Afecta la forma en que pensamos, sentimos y actuamos. También nos ayuda a determinar cómo manejar el estrés, relacionarnos con otras personas y tomar decisiones. La salud mental es importante en todas las etapas de la vida, desde la niñez y la adolescencia hasta la edad adulta.

La salud mental es importante porque puede ayudarle a:

– Enfrentar el estrés de la vida
– Estar físicamente saludable
– Tener relaciones sanas
– Contribuir en forma significativa a su comunidad
– Trabajar productivamente
– Alcanzar su completo potencial

Su salud mental también es importante porque puede afectar su salud física. Por ejemplo, los trastornos mentales pueden aumentar su riesgo de problemas de salud física, como accidente cerebrovascular, diabetes tipo 2 y enfermedades cardíacas.

¿Qué factores pueden contribuir en tener un problema de salud mental?

Durante su vida, si tiene problemas de salud mental, su pensamiento, ánimo y comportamiento pueden verse afectados. Muchos factores contribuyen a tener problemas de salud mental, entre ellos:

– Factores biológicos, como genes o la química del cerebro
– Experiencias de vida, como traumas o abusos
– Historia familiar de problemas de salud mental
– Su estilo de vida, como la dieta, actividad física y consumo de sustancias

Los problemas de salud mental son frecuentes, pero hay ayuda disponible. Las personas con problemas de salud mental pueden mejorar y muchos se recuperan por completo.

¿Cuáles son las señales de tener un problema de salud mental?

Cuando se trata de sus emociones, puede ser difícil saber qué es normal y qué no. Pero los problema de salud mental tienen signos de advertencia, como:

– Cambios en sus hábitos alimenticios o de sueño
– Aislarse de las personas y actividades que disfruta
– Tener nada o poca energía
– Sentirse vacío o como si nada importara
– Tener dolores y molestias inexplicables
– Sentirse impotente o sin esperanza
– Fumar, beber o usar drogas más de lo habitual
– Sentirse inusualmente confundido, olvidadizo, enojado, molesto, preocupado o asustado
– Tener cambios de humor severos que causen problemas en sus relaciones
– Tener pensamientos y recuerdos que no puede sacar de su cabeza
– Escuchar voces o creer cosas que no son ciertas
– Pensar en lastimarse a sí mismo o a otros
– No poder realizar tareas diarias como cuidar a sus hijos o ir al trabajo o la escuela

¿Cómo conservar mi salud mental?

Esto significa dedicar tiempo a hacer cosas que le ayudan a vivir bien y a mejorar su salud física y mental. Cuando se trata de su salud mental, el autocuidado puede ayudarle a controlar el estrés, disminuir su riesgo de contraer enfermedades y aumentar su nivel de energía. Hasta algunas acciones pequeñas para dedicar un poco de tiempo a sí mismo en la vida diaria pueden generar un gran impacto.

Los siguientes son algunos consejos para ayudarle a comenzar a cuidarse a sí mismo:

Haga ejercicio con regularidad. Tan solo 30 minutos de caminatas diarias pueden ayudarle a mejorar su estado de ánimo y su salud. Si no puede hacer 30 minutos de una sola vez, ¡no se desanime! Haga pequeñas cantidades de ejercicio durante el día y estas se irán sumando.

– Consuma alimentos saludables y comidas con regularidad, y manténgase hidratado. Una dieta balanceada y mucha agua pueden aumentar su nivel de energía y de atención a lo largo del día. Asimismo, limite el consumo de bebidas con cafeína, como refrescos gaseosos o café.

– Dele importancia al sueño. Establezca un horario y asegúrese de dormir suficiente tiempo. La luz azul que emiten diversos dispositivos y pantallas puede hacer que sea más difícil conciliar el sueño. Por eso, reduzca su grado de exposición a la luz azul de su teléfono o de su computadora antes de que llegue la hora de dormir.

– Intente practicar una actividad relajante. Explore diversos programas o aplicaciones móviles de relajación o bienestar que podrían incorporar meditación, relajación muscular o ejercicios de respiración. Programe un horario regular para estas y otras actividades saludables que disfrute, como escribir en un diario.

– Establezca metas y prioridades. Decida lo que debe hacerse en este momento y lo que puede esperar. Aprenda a decir “no” a nuevas tareas si empieza a sentir que está asumiendo demasiadas cosas. Intente tener presente lo que ha logrado al final del día, en lugar de lo que no ha podido hacer.

– Practique la gratitud. Recuerde diariamente cosas por las que está agradecido. Sea específico. Escríbalas durante la noche o repítalas mentalmente.

– Centre su atención en las cosas positivas. Identifique y cuestione sus pensamientos negativos y poco útiles.

– Manténgase en contacto. Comuníquese con sus amigos o familiares que puedan ofrecerle apoyo emocional y ayuda práctica.

El autocuidado es diferente para todos y es importante descubrir qué es lo que usted necesita y disfruta. Podría ser necesario intentar diferentes cosas hasta descubrir qué funciona mejor para usted. Además, si bien el autocuidado no es una cura para las enfermedades mentales, comprender qué ocasiona o desencadena sus síntomas leves y qué técnicas de afrontamiento le funcionan le puede ayudar a cuidar su salud mental.

¿Qué debo hacer si creo que tengo un problema de salud mental?

Si cree que puede tener un problema de salud mental, busque ayuda. La terapia de conversación y / o los medicamentos pueden tratar los trastornos mentales. Si no sabe por dónde comenzar, hable con su profesional de la salud.

 

¡TE COTIZAMOS AL INSTANTE!

Al llenar tus mandaremos la cotización automáticamente a tu correo y WhatsApp para mayor rapidez. Asegúrate de escribirlo correctamente, luego te redireccionaremos para que leas las instrucciones.

Marketing por